ORIFICIO/publicacion de la Profesora Teresa Lopez

Pueden bajar su propia copia en este link:

http://www.orificio2006.blogspot.com/


3 comments:

Solimar said...

Esta pieza lo habia visto antes, si no me equivoco fue en una actividad que hubo en la estacion del tren Urbano hace más o menos 1 año en donde ivan a exponer todo lo relacionado con el arte urbano y los generos tales como el reggae, hip hop, experimental entre otros.
Estoy consciente de esta pieza pero no recuerdo bien el lugar exacto en donde la vi.
El nombre de Utopia, ademas de significar un lugar que no existe, puede tambien significar algo que no necesariamente tiene que ser imposible de lograr.
Muchos frecuentamos usar el tren urbano como otro medio de transportacion, pero a la misma vez tambien como medio para visualizar en el camino todo el arte urbano que se encuentran en las calles y sus estructuras y a base de eso lo aplicamos en las dos obras que se encuentran en la sala de las artes.
Aunque estas dos exposiciones tienen un sistema diferente pero comparten en si una misma intencion, una misma realidad que ahora ya conocemos.

Daniel said...

Utopia... si es algo que no existe, pero también puede ser algún lugar que no encuentres o que estés buscando. Esto tiene muchas imagenes de Tren Urbano, pero esas imágenes pueden ser rumbos a seguir, direcciones a buscar o simplemente lugares existentes en los cuales estamos sin sentido. Para mí esta obra es una especie de reflexión propia donde uno evalua lo que es y dónde uno se encuentra ubicado. Hay tantas cosas pasando a nuestro alrededor que debemos decidir cuál es nuestro rumbo, cual es nuestro camino y hasta ver que es lo que está pasando en nuestra sociedad para ubicarnois en tiempo y espacio y así saber enfrentarla.

Jonathan Estanislau said...

Mas informacion sobre Orificio para los que esten interesado

El Orificio de Teresa López



Teresa Lopez

Trance Liquido :: Teresa Lopez, diseñadora, artista, publicadora, profesora y comunicadora de ideas. Una mujer sin duda alguna, polifacetica, y como diriamos en Puerto Rico; multitasking. Esta artista quien tiene a su cargo varios años de dedicación a las diferentes ramas de las artes nos cuenta como ha sido el rollo de mantener a flote el proyecto de la revista, proyecto que una vez llega a nuestras manos nos convertimos en participes de ese esfuerzo.

¿Cómo comienza tu [1] Orificio?
El primero fue del tamaño de un alfiler. Luego, cada edición creció más y más.

Quiénes y porqué colaboran?
Mira, Trance, también el asunto de la colaboración ha sido un proceso de crecimiento. No obstante, siempre la participación en esta publicación ha sido por convocatoria abierta. Dada la naturaleza no comercial de Orificio, a éste suelen responder aquellos artistas contemporáneos - o personas relacionadas al mundo del arte - cuya producción no depende del mercado de arte tradicional y/o tienen como marco de referencia la academia, incluyendo estudiantes de arte. La idea detrás de todo esto es la de abrir un espacio para toda esta gente que no existe a través de los canales comerciales.

Teresa Lopez - Orificio

El [2] #4 es extenso, ¿Alguna razón en particular?
Esta última edición tomó más tiempo en producir que las otras. Esto hizo posible que aquellos colaboradores que no hubiesen podido entregar a corto plazo tuviesen más tiempo para juntar, preparar y producir su material. También creo que cada vez más, cierto tipo de artista ha podido ver las posibilidades que le brinda este espacio ya que no existe ninguno otro en este país en donde los mismos artistas sean los que hablen con su propia voz dentro o fuera del sistema de mercado. Es por esto que más artistas se han interesado en colaborar y/o seguir participando en la nueva edición.

Esta vez con el [3] #4 de Orificio publicas como pdf en la Internet, a qué se debe el cambio?
El cambio estuvo más bien determinado por los vericuetos del destino. Al no ser comercial y distribuirse gratuitamente (en la gran mayoría de las veces) Orificio ha dependido de la buena voluntad de sus colaboradores y auspiciadores. Aunque esto ha sido fundamental en mantener la independencia de la publicación del sistema de mercado: galerías, museos, críticos y otras tribus y/o mafias estéticas (que han establecido su dominio sobre el escenario insular), también ha traído una multitud de complicaciones.

Por ejemplo, un desacuerdo con la Rectora Marimar Benítez sobre el auspicio de la edición #3 me costó mi trabajo como profesora en la Escuela de Artes Plásticas en el 2002. Esta última edición #4, la cuál estaba pautada para salir en el verano del 2005, se me quedó colgando cuando distintos auspiciadores, una vez ya habían aprobado el auspicio, se echaron para atrás por cuestiones de índole económicas.

Finalmente, me he echado a volar “solo”, al estilo de los primeros aviadores. Un compañero en la Universidad de Sagrado Corazón donde trabajo actualmente como profesora, Antonio Vantagiatto, se prestó a ayudarme a publicar una versión pdf en el Web. De esta manera se me abrió un nuevo mundo de posibilidades. Puedo llegar a más gente y más lugares que jamás hubiese llegado de forma impresa. Además, así no echo a perder el esfuerzo de un año de trabajo gratuito y comienzo a explorar un nuevo medio de publicación.

¿Haz tenido algún reconocimiento que se debe mencionar?
Si te refieres a Orificio, no he tenido ninguno, ni tampoco creo que lo tendré (¡ja, ja!). Este esfuerzo no cuenta con madrinas, ni padrinos.

Aquí en esta Isla (Puerto Rico) si no te sometes al “sistema” de intermediación de la mafia estética, todos tus esfuerzos son invisibilizados al quedar excluída de su sistema. Es un sistema muy cerrado en donde predomina el favoritismo, el elitismo y el amiguismo. Esta es otra de las cuestiones que Orificio como espacio tiene como misión y meta abolir.

Como me dijo uno de los colaboradores, Charles Juhasz-Alvarado, hace unos meses atrás: a estas alturas abrir este espacio u orificio es más bien un “quest�? que un proyecto.

¿Qué otra publicación y su origen va a la par con [4] Orificio?
Ha habido varias publicaciones de arte en la Isla. Creo que Luis Hernández Cruz tuvo una publicación de arte de vanguardia hace par de décadas y el RUM antes CAAM publicó una revista de arte vanguardista. También la Liga de Arte tiró una excelente publicación, la Revista Plástica, por varios años. Sin embargo, creo que el concepto de Orificio en comparación es fundamentalmente distinto.

Le da una voz propia al artista, o sea, es el artista no un crítico, ni un periodista, ni un historiador de arte o algún otro supuesto experto, el que habla de su obra o la documenta y/o expone sus proyectos. Por esto creo que el antecedente de Orificio en la Isla no es una publicación sino un movimiento de arte, el Movimiento Sintesista Actualizado o MSA. Me refiero a las ideas que el MSA promulgaba en la década del ochenta de que era necesario proveerle a los artistas contemporáneos de un espacio artístico independiente al margen del espacio oficial y las determinaciones del mercado. Aunque esto suene algo antiguado, creo que es aún una cuestión relevante para los artistas contemporáneos dadas las circunstancias políticas y socio-culturales actuales.

¿Qué otra publicación te inspira?
Fui fanática y coleccionista de la revista española El Paseante, la cuál conocí por primera vez en el 1988 en un viaje a Madrid junto a Marcos Irizarry mientras estudiaba en la Escuela de Artes Plásticas. Esta revista me abrió muchas puertas intelectuales y artísticas al facilitarme una información a la cuál no tenía acceso en Puerto Rico debido a la carencia de publicaciones de arte locales (y el predominio de las estadounidenses).

El Paseante también me sirvió de fuente de inspiración en cuánto a contenido y escuela (junto a Carlos Coillazo y Mari Mater O’Neill) en cuánto a diseño gráfico se refiere, campo que en el cuál me he desempeñado además de dar clases y ser artista plástica.

Website Orificio:
[5] http://www.geocities.com/orificio_2000

Personal Website:
[6] http://www.geocities.com/zepolt/index.html